Minas y Minerales de Almería

LA EDAD DEL HIERRO

La metalurgia del hierro se llama siderurgia.

A mediados del siglo XIX comenzó a extraerse mineral de hierro en Almería. extracción que duró hasta más de la mitad del siglo pasado. Los óxidos de hierro (limonita, hematites) eran siempre preferibles, pues tenían una mayor riqueza en hierro, y además, por su textura más terrosa, eran más fáciles de extraer. Cuando los minerales no eran óxidos, sino carbonatos (siderita) solían calcinarse.


limonita y siderita
Limonita (izquierda) y siderita

Aunque durante un breve periodo de tiempo funcionó un alto horno en Garrucha, en general la metalurgia del hierro en Almería terminaba con la calcinación de los carbonatos de hierro, para su posterior transporte a los altos hornos vascos e ingleses.

El mineral de hierro no se pagaba tan bien como el de plomo, y era conveniente abaratar el transporte. Con este objeto se construyeron numerosas infraestructuras, como se explica más adelante.



INFRAESTRUCTURAS

Estos son los tipos de infraestructuras que se construyeron para el transporte del mineral de hierro:

  • cables aéreos, que transportaban el mineral en cubetas colgadas de un cable elevado

  • cable minero

    Imagen: Arvid 3D / CC-BY-SA 3.0 Unported


  • ferrocarriles mineros

  • raíl oxidado     restos de vagoneta minera


  • cargaderos, para cargar el mineral en los barcos que se lo llevaban a Inglaterra, como el famoso Cable Inglés de Almería:

Cable Ingles de Almeria

De estas instalaciones han quedado numerosos vestigios.

SIERRA ALMAGRERA

Tanto en sierra Almagrera como en sus alrededores (Herrerías al sur, sierra de Almagro al oeste, y la sierra del Aguilón al norte) floreció la minería del hierro, que muchas veces iba acompañado también de plata.


Extracción del mineral

En muchos de los cotos de hierro de Almería las explotaciones comenzaron siendo a cielo abierto, pues el mineral se encontraba cerca de la superficie. En estos casos se trataba normalmente de óxidos de hierro (los minerales se oxidaban por el contacto con el aire), que por ser más blandos eran más fáciles de extraer. Según iban profundizando las labores, era más fácil acceder a los filones o bolsadas a través de pozos y galerías, por lo que se se explotaban mediante minas subterráneas. Además, al profundizar, podían aparecer minerales de hierro sin oxidar (siderita), por lo que muchas veces se calcinaban.

Junto al pueblo de Herrerías, al sur de la sierra, se encontraba la mina Santa Matilde, donde, desde 1870, se extrajo hierro argentífero a cielo abierto, lo que entonces era una novedad:

Roza de Santa Matilde<

Muy cerca, de la mina de la Alianza aún se conserva el castillete metálico de su pozo:

castillete de la mina la Alianza

En la Sierra del Aguilón, en la localidad de Pilar de Jaravía se encontraba la mina Quien tal Pensara, popularmente conocida como Mina Rica. En ella se descubrió en 1999 la que es, hasta la fecha, la segunda mayor geoda de yeso del mundo, con cristales métricos, y que es visitable. En la siguiente foto puede observarse el castillete de dicha mina, y, detrás, la casa de máquinas (primero alojó una máquina de vapor, y posteriormente una eléctrica):

Castillete de Mina Rica

El castillete es una estructura en la que se aloja la maquinaria para subir y bajar la jaula con personas y minerales a la mina.

Dibujo de Castillete

La calcinación

Junto a la mina Rica se construyeron dos hornos de calcinación para oxidar la siderita. El mineral se llevaba en vagonetas hasta la parte superior de los mismos, a través de pasarelas metálicas (todavía pueden verse las muescas en la parte superior de los hornos donde encajaban). Por la parte superior del horno se introducían el mineral y el combustible (leña en este caso) en capas alternas. Tras varias horas a altas temperaturas, la siderita se oxidaba.

Hornos de calcinacion de Pilar de Jaravia

Las siguientes imágenes son del interior de los hornos. La parte inferior de los mismos tenían forma de embudo, dividido en cuatro partes, para poder evacuar el mineral y las cenizas por cada una de las piqueras. Con una flecha se señala lo que queda del conducto que se utilizaría para introducir aire para avivar la combustión.

Hornos de calcinacion de Pilar de Jaravia

Hornos de calcinacion de Pilar de Jaravia


Infraestructuras

En la zona existieron varios ferrocarriles:

  • Uno llevaba el mineral desde la roza de Santa Matilde, en Herrerías, hasta un embarcadero situado en Palomares, que funcionó durante unos pocos años en la última década del siglo XIX.

  • Otra línea posterior, que funcionó a lo largo de la primera mitad del siglo XX, iba desde el Arteal, pasando por Herrerías, hasta Villaricos, donde se embarcaba el mineral.

  • Por último, otro ferrocarril llevaba el mineral extraído en el barranco Jaroso hasta un cargadero situado en la Cala de las Conchas, al pie de la sierra. De este cargadero sólo quedan los restos de la tolva y los apoyos del cargadero en el mar.
Ruinas del Cargadero de Cala de las Conchas
Restos de las instalaciones del cargadero de la cala de las Conchas

Asimismo funcionaron dos cables aéreos. Uno de ellos iba desde el barranco Jaroso hasta la cala del Cristal, y el otro desde la sierra de Almagro (mina de los Tres Pacos) hasta la cala de las Picotas.


Como ya se comentó al hablar del plomo, uno de los problemas de las minas de Sierra Almgrera fue la aparición de una capa freática que impedía profundizar las labores. Para resolver este problema se realizaron instalaciones de desagüe. En el extremo sur de Sierra Almagrera, en el paraje de El Arteal, se encuentran los restos de una de ellas. Constaba de en un pozo, del que partían galerías hasta las zonas inundadas, y en cuyo fondo se situaban las bombas de extracción. En un principio eran accionadas por máquinas de vapor, y más tarde por motores eléctricos. En la imagen se puede ver el pozo de ventilación (que termina en una chimenea), el pozo de desagüe, que está en el edificio con dos ventanas de arco, y la central eléctrica (el edificio grande de la izquierda):

Instalaciones de desagüe

Junto al desagüe, además de vestigios de instalaciones metalúrgicas, se encuentran las ruinas de un poblado minero, el Arteal, llamado en la época popularmente "Corea", pues se construyó en los años 1950, cuando se desarrollaba la guerra del mismo nombre:

Poblado minero El Arteal

Poblado minero de El Arteal

Estas viviendas se corresponden a la última época de explotación de estas minas, por parte de la empresa nacional Minas de Almagrera S.A., cuyo logo aparece en algunas de las instalaciones:

Logo de MASA



SIERRA DE ALMAGRO

Muy cerca de Sierra Almagrera, a poniente, se encuentra la Sierra de Almagro. Aunque tuvo mucha menos importania extractiva, la mina de Los Tres Pacos conserva numerosos elementos patrimoniales en muy poco espacio. Esta mina tuvo su apogeo en los años anteriores a la Primera Guerra Mundial, y posteriormente su producción fue declinando paulatinamente hasta detenerse por completo en la Guerra Civil. Tras la contienda se reanudó su explotaión, aunque nunca llegó a los niveles de sus primeros años.

La extracción del mineral

Como en otros lugares, en Los Tres Pacos comenzó a extraerse el mineral mediante rozas, o minas a cielo abierto.

Roza en la mina Los Tres Pacos

Al ir profundizando las labores se pasó a una minería subterránea. El mineral se extraía de los niveles inferiores a través de un plano inclinado, que conectaba los tres niveles más profundos con el nivel superior.

Plano inclinado mina Los Tres Pacos
Embocadura del plano inclinado en el nivel superior. El plano pasa por debajo del lugar desde el que se toma la fotografía

La mina conserva bonitos entibados de piedra y madera.

Entibados mina Los Tres Pacos

Entibados mina Los Tres Pacos

Entibados mina Los Tres Pacos

Tratamiento y transporte del mineral

Una vía minera llevaba el mineral hasta una tolva para óxidos, o bien hasta los cuatro hornos de calcinación. Una vez calcinado el mineral, los hornos se descarganban en otra tolva bajo los mismos.

Tolvas mina Los Tres Pacos
Tolva de óxidos (en primer término), y hornos de calcinación sobre la tolva de minerales calcinados (al fondo)

Hornos de calcinación mina Los Tres Pacos
Hornos de calcinación sobre la tolva

Desde estas tolvas se cargaban las vagonetas de un cable aéreo que llevaba el mineral hasta la Cala de las Picotas, en las faldas de Sierra Almagrera.

Ruinas de la estación de cable aéreo de Cala de las Picotas
Estación terminal del cable aéreo de la cala de las Picotas

SIERRA ALHAMILLA

Lucainena

En el pueblo de Lucainena de las Torres hubo numerosas minas de hierro que se explotaron a finales del siglo XIX y principios del XX. Al principio se explotaron a cielo abierto (como las minas "El Visto", "La Gracia" y "Manuela", que están señaladas en la foto). Posteriormente las labores fueron profundizando y se explotaron mediante pozos y galerías.

Minas a cielo abierto en Lucainena

Al profundizar la mena de hierro cambió de óxidos (limonita y hematites) a carbonatos (siderita), por lo que se instaló una batería de hornos de calcinación.

Bateria de hornos de calcinacion en Lucainena

Uno de estos hornos ha sido recientemente restaurado, dándole el aspecto que tuvo originalmente:

hornos de calcinación en Lucainena

Se tendieron raíles por la sierra, por los que circulaba el mineral en vagonetas. Los grandes desniveles se salvaban mediante planos inclinados. Por ellos bajaban las vagonetas con mineral, y subían otras vacías, o con madera para las minas. Un cable tiraba de las vagonetas ascendentes. Del cable, a su vez, tiraba o bien un motor situado en un castillete (plano inclinado motor), o bien las propias vagonetas que bajaban cargadas de mineral (plano inclinado automotor).

plano inclinado en Lucainena

Cuando el mineral comenzó a extraerse de niveles inferiores, se construyeron varias galerías de transporte.

Galería Colmenillas
Galería Colmenillas, para el transporte del mineral. A la derecha, placa que se encontraba en la bocamina, con la fecha de 1909.

En el plano puede observarse el trazado de estas instalaciones:

De Lucainena partía un ferrocarril minero que llevaba el óxido de hierro hasta un cargadero que había en la playa de Agua Amarga:

Dique del ferrocarril en Lucainena

Los finales de vía en Agua Amarga estaban situados sobre unas tolvas en las que se descargaba el mineral:

Cama de antiguas vias de ferrocarril, llena de restos de mineral, en Agua Amarga

Desde estas tolvas, otras vagonetas, movidas a fuerza de brazos, llevaban el mineral a través del cargadero, hoy ya inexistente, hasta los barcos que lo transportarían a Inglaterra:

Recreacion del cargadero de Agua Amarga

El Colativí

En la falda norte de Sierra Alhamilla, en las inmediaciones del pico Colativí, se explotaron varias minas de hierro a principios del siglo XX. En un principio el mineral se subía, mediante vías mineras y planos inclinados, hasta las inmediaciones del Colativí, de donde partía un cable minero que bajaba el mineral hasta un cargadero en la playa.

Posteriormente el cable se desmontó y volvió a instalarse en la parte baja de la ladera norte de la sierra; de esta manera el mineral ahora se bajaba hasta la nueva estación de partida del cable. Desde allí se llevaba hasta Lucainena de las Torres, donde se cargaba en el ferrocarril minero para transportarlo hasta el cargadero de Aguamarga.

Todo ello puede observarse (con fotografías) en este plano:

Más información en este enlace



Los Baños de Sierra Alhamilla y el cerro de Alfaro

En estos dos lugares se explotaron minas de hierro entre los últimos años del siglo XIX y finales de la década de 1910. Como siempre, las labores comenzaron siendo a cielo abierto, y, al profundizar se hizo más conveniente extraer el minetal mediante galerías.

Galería de la Penca
Galería La Penca, en Los Baños

Galería de la Penca
Entibaciones en la misma galería

En principio se extrajeron óxidos de hierro. Mientras que en Alfaro los yacimientos se agotaron, en los Baños apareció siderita debajo de los óxidos, por lo que se construyó un horno de calcinación:

horno de calcinación en los Baños de Sierra Alhamilla

Curiosamente, la siderita era argentífera, por lo que su explotación podría ser bastante rentable. Sin embargo, pronto apareció el nivel freático. Su desagüe hubiera tenido como consecuencia la deseación de la fuente de aguas termales, por lo que a la compañía que explotaba las minas no le permitieron continuar la extracción.

Para transportar el mineral se construyó un ferrocarril hasta el puerto de Almería. Sendos cables aéreos lo llevaban desde Alfaro y Los Baños hasta la estación de El Chorrillo, situada al noreste de la localidad de Pechina, y punto de partida del ferrocarril.

Estación inicial cable Baños
Restos de la estación del cable en Los Baños de Sierra Alhamilla

Estación inicial cable Alfaro
Tolva para cargar las vagonetas del cable aéreo que partía de las minas de Alfaro hacia la estación de El Chorrillo

Estación de El Chorrillo
Estación de El Chorrillo

En la foto anterior se puede apreciar, a la izquierda, la tolva en la que descargaban el mineral las vagonetas del cable aéreo de los Baños. Junto a ella, la trinchera por la que pasaban las vías del ferrocarril, y al fondo a la derecha el edificio de la estación. Este ferrocarril prestaba también servicio de pasajeros, para aquéllos que deseaban ir de Almería a tomar los baños. Por ello algunos de sus trenes eran mixtos (mineral y pasajeros).

Edificio de la estación de El Chorrillo
Edificio de la estación de El Chorrillo

El mineral del cable de Alfaro se cargaba en una apartadero próximo a esta estación, y poco después el trazado cruzaba la rambla de San Indalecio por un puente, del que han desaparecido sus partes metálicas. Del puente original sólo quedan los estribos y las bases de los pilares. Actualmente presta servicio a una tubería.

Puente sobre la rambla de San Indalecio
Puente sobre la rambla de San Indalecio

SIERRA DE LOS FILABRES

Serón - Bacares

La extracción del mineral

Fue esta una importante zona de extracción de mineral de hierro. La actividad se mantuvo desde finales del siglo XIX hasta finales de la década de 1960. Aquí también comenzaron extrayéndose a cielo abierto, y posteriormente se hicieron galerías para llegar a las mineralizaciones más profundas.

mina Gran Coloso
Mina Gran Coloso, una impresionante explotación a cielo abierto

Mina Perdigona
Mina Perdigona, en las Menas, con entibado de dovelas de hormigón

Mina Perdigona
Ensanche en la galería de arrastre de la mina Perdigona, que albergaba un apartadero para las vagonetas

interior de la mina Beltraneja
Interior de la mina Beltraneja, en Bacares

MIna la Raja
Mina La Raja (exterior e interior), en Bacares

Aunque se extraían tanto óxidos como carbonatos de hierro, estos últimos no se calcinaban in situ, por lo que no se encuentran en la zona instalaciones metalúrgicas.

Las infraestructuras de transporte

Lo realmente llamativo de estos cotos mineros son sus instalaciones de transporte. El mineral se sacaba a través del desaparecido ferrocarril de Guadix a Almendricos, hasta el puerto de Águilas, donde se embarcaba. Hasta la línea férrea llegaba a través de cuatro cables aéreos, con varias ramificaciones cada uno, que lo llevaban hasta tres cargaderos, el de la estación de Serón (cable del Manzano y cable del Cortijuelo), al cargadero de Los Canos, no muy lejos de Serón (cable de Cabarga San Miguel), y a otro cargadero cerca de la estación de Tíjola (cable de las minas Cuevas Negras y Gran Coloso).

Los cables del Cortijuelo y del Manzano

Estos dos cables pertenecían a la misma compañía, y ambos llevaban el mineral a un cargadero situado en la estación de Serón.

Las tolvas que utilizaban para cargar las vagonetas del cable son muy características, e iguales en casi todas las estaciones de carga. Su base era de mampostería, y sus paredes eran metálicas. Esto permitía desmontarlas con facilidad y utilizarlas para otra tolva en caso necesario.

estación del cable de San Ignacio
Estación de San Ignacio, perteneciente a un ramal del cable del Cortijuelo

esquema de la estación de cable de San Ignacio
Esquema de la misma estación, en la que se muestran las paredes metálicas de la tolva, las piqueras, y el cable

estación del cable de San Ignacio
La misma tolva, vista de frente

cargadero de mineral de la estación de Serón
Cargadero de mineral de la Estación de Serón

detalle de la estación de llegada del cable al cargadero de Serón
Estación de llegada del cable del Manzano al cargadero de Serón. Aquí las vagonetas del cable descargaban el mineral que luego se embarcaría en los trenes.

Animación de la estación de Serón: antes y después
Estación de Serón ahora y antes (foto antigua de Guardiola y Sierra, V. enlaces)

El cable de Cabarga San Miguel

La estación de carga del cable Cabarga San Miguel se encontraba en Las Menas. Está en el interior del túnel de la fotografía. En su interior, las vagonetas entraban vacías, y circulaban por un túnel de ida y vuelta, con piqueras a ambos lados, donde se cargaban. Las piqueras de cada lado daban a sendas tolvas. Una de ellas se empleaba para óxidos de hierro, y la otra para carbonatos; de esta forma se transportaban de forma separada.

instalaciones del cable aéreo en Las Menas
Instalaciones del cable aéreo en Las Menas

instalaciones del cable aéreo en Las Menas
Túnel con piqueras para cargar las vagonetas desde las tolvas

Este cable tenía un ramal hasta la mina Dulce María, donde había otra estación de carga.

Estación de carga de Dulce María, antes y ahora
Estación de carga de Dulce María, antes y ahora (foto antigua de Guardiola y Sierra, V. enlaces)

El mineral se descargaba en el cargadero de Los Canos, desde donde iba en tren hasta el puerto de Águilas para su embarque.

cargadero de Los Canos
Cargadero de Los Canos

cargadero de los Canos
Piqueras de descarga sobre vagones del ferrocarril en el interior del cargadero

En el siguiente mapa se muestra la situación de los diferentes elementos de los cables aéreos:


Una información más completa sobre los cables se ofrece en el blog.

Además de las minas y las instalaciones de transporte, la zona está plagada de restos de instalaciones auxiliares y poblados mineros.

instalaciones mina Dulce María
Instalaciones auxiliares de la mina Dulce María (antes y ahora). Foto antigua de Guardiola y Sierra (V. enlaces)

poblado minero de El Cortijuelo
Ruinas del poblado minero del Cortijuelo

Edificio de talleres de las Menas
Edificio de talleres de Las Menas, sobre el barranco del mismo nombre

Edificio de talleres de las Menas
Vista interior del mismo edificio

poblado de San Miguel, en las Menas
Restos de un pasado más glorioso, en el poblado de San Miguel, en Las Menas

ermita de Las Menas
Ermita de las Menas, restaurada, y bajo la advocación de Santa Bárbara, patrona de los mineros



Gérgal

Como en otros criaderos, en Gérgal el mineral de hierro comenzó extrayéndose a cielo abierto, y, al ir profundizando el mineral, las labores se hicieron subterráneas.

filón Mi Señora
Filón Mi Señora, completamente vaciado de mineral

Había tres grandes grupos de minas, todas explotadas por la misma compañía: las de Cerro de Enmedio, las de Cerro Soria, y las de los Malagueños.

Para sacar el mineral se construyó un cable aéreo, que partía de Cerro de Enmedio, pasaba por el Cerro Soria, y luego por las minas de Los Malagueños, donde había una estación de ángulo. De allí enfilaba a Gérgal.

Hasta la estación de cerro de Enmedio llegaba el mineral a través de una vía minera.

puente del ferrocarril minero
Estribos de un antiguo puente del ferrocarril minero a la estación de Cerro de Enmedio

estación de Cerro de Enmedio
Estación de partida del cable en Cerro de Enmedio

Cuando las labores fueron profundizando, la vía minera en superficie se sustituyó por otra que discurría por una galería de transporte, la galería Sir Thomas.

galería Sir Thomas
Boca e interior de la galería Sir Thomas

De aquí el mineral se llevaba a una tolva. Parece ser que la estación de partida del cable aéreo cambió de Cerro de Enmedio a esta tolva (el ramal del cable se cambió de ubicación, v. referencia)

tolva
La tolva, y, señalado en rojo, la vía minera por la que llegaban las vagonetas de la galería Sir Thomas, cuya boca se encuentra, oculta por el monte, al final de dicha línea

tolva
Tolva

En Gérgal el mineral se descargaba en la estación llamada Cruz de Mayo, o también Gérgal Pueblo, situada a poniente del pueblo. De aquí partía un ferrocarril que llegaba hasta la estación de Gérgal de la línea Linares-Almería, desde donde se llevaba al puerto de Almería para su embarque.

estación Cruz de Mayo, Gérgal
Restos de la estación Cruz de Mayo


SIERRA NEVADA

En la Sierra Nevada almeriense hay minas de hierro en Abrucena, en la zona de Beires y Ohanes, y en Paterna y Bayárcal.

mina Virgen del Rosario, Beires
Mina Virgen del Rosario, Beires

La única infraestructura de transporte digna de reseñar fue el cable aéreo que desde Beires iba hasta la estación de Doña María, de la línea férrea Linares - Almería.

cable aéreo mina La Paloma
Tolva de la estación de partida del cable aéreo de Beires a doña María, en la concesión La Paloma

estación de cable San Esteban
Estación de carga del cable aéreo en la concesión San Esteban, cerca de la anterior

tolva San Esteban
Tolva en la estación de San Esteban

En este coto existió también un poblado minero, con todos sus servicios (hospital, iglesia,...)

iglesia del poblado minero de Beires
Exterior e interior de la iglesia. En el exterior puede observarse, a la izquierda, un frontón, construido para solaz de los trabajadores

Con todo, las explotaciones más importantes de Sierra Nevada son las situadas en Alquife, en Granada. La construcción del ferrocarril de Linares a Almería permitió poner en explotación las minas, al abrir una vía de comunicación con el puerto de Almería, donde se embarcarían los minerales.

La primera compañía en construir un ramal desde las minas hasta la estación de La Calahorra, en 1900, fue The Alquife Mines. Cuatro años más tarde inauguró un cargadero junto al puerto de Almería, conocido como Cable Inglés. Con estructura de acero, diseñada en el taller de Eiffel, se mantuvo en servicio hasta el cierre de las minas, en 1973.

Cable Ingles de Almeria
El Cable Inglés

En 1916 la empresa Bairds Mining puso en funcionamiento otro ramal ferroviario desde las minas de Alquife, que, partiendo muy cerca del anterior, iba a parar a la estación de Huéneja. Dos años más tarde esta compañía puso en funcionamiento su propio cargadero en Almería. La estructura del Cable Francés era de hormigón, y, aunque menos llamativo, era mucho más moderno y funcional que el Cable Inglés. Los barcos no se cargaban desde las tolvas por gravedad, sino a través de una cinta transportadora, que podía desplazarse a lo largo de la parte final del cargadero, lo que lo hacía mucho más versátil. Se mantuvo en servicio hasta el año 1996.

Cable Francés de Almeria
El Cable Francés


BÉDAR

Bédar fue el primer lugar de Almería donde se extrajo hierro. La explotación se llevó desde finales del siglo XIX hasta los años 1920. La principal mena de hierro eran los hematites, u óxidos de hierro, por lo que no hacía falta calcinar.

El mineral se extrajo tanto en minas a cielo abierto como subterráneas.

Hoyo Júpiter
Hoyo Júpiter

Mina la Higuera
Bocamina e interior de la mina la Higuera

Durante un tiempo funcionó un alto horno en la cercana localidad de Garrucha, que no tuvo éxito debido a su mala gestión.

La mayor dificultad para explotar estos minerales era el transporte desde la escarpada sierra hasta Garrucha, en la costa, donde eran embarcados.

Cada una de las dos compañías que explotaban las minas de esta zona adoptó una solución diferente para solventar el problema del transporte. Una de ellas construyó un cable aéreo, y otra un ferrocarril. El mineral llegaba a las estaciones de partida a través de sendas vías mineras.

Al cable aéreo llegaba el mineral a través de la "Vía Vulcano", que iba recogiendo el mineral de las minas que había a su paso. Éste se almacenaba en tolvas construidas a pie de vía, y se descargaba en las vagonetas a través de piqueras como la de la fotografía.

piquera en tolva de la vía Vulcano

La vía Vulcano recorría un terreno muy escarpado, por lo que se construyeron varios túneles, el último de los cuales atravesaba las labores de la concesión San Manuel, junto a la estación del cable.

vía Vulcano

En la estación de partida del cable el mineral se almacenaba en una tolva, desde la que se cargaban las vagonetas.

estación de partida del cable Bédar Garrucha en Serena
Estación de partida del cable Bédar - Garrucha

vagoneta partiendo de la estación de San Manuel
Recreación de una vagoneta saliendo de la estación del cable

La estación inicial del ferrocarril que, paralelamente al cable, transportaba el mineral a Garrucha estaba en la concesión Tres Amigos.

estación de Tres Amigos
Estación de Tres Amigos, en la que se han recreado los raíles.

A la enorme tolva sobre las vías llegaba el mineral a través de una vía minera, que partía del interior de la mina La Higuera.

túnel del Servalico
Túnel del Servalico, de la vía minera de La Higuera a Tres Amigos. Los raíles se han recreado

En el siguiente mapa se muestran (con fotografías) las instalaciones:


SIERRA CABRERA

Aunque de menor envergadura, en Sierra Cabrera hubo también explotaciones importantes de hierro. Es significativa la ausencia de infraestructuras relevantes de transporte. Sin embargo, parece ser que desde las minas de los Figueras, en la rambla de la Serrata, llegó a existir un cable aéreo que llevaría el mineral hasta Carboneras, y del que no quedan restos.

El mineral de las minas de esta rambla se recogía en tolvas bastante alargadas, por las que se dejaba caer:

tolva mina de los figueras

En esta imagen, otra tolva de la misma rambla, sobre un túnel que canalizaba el agua de la misma y permitía atravesarla por encima:

tolva mina de los figueras

Junto a la playa de Macenas, en el cerro de la Mena, se explotó una mina de hierro a cielo abierto. El mineral extraído de la mina Fraternidad se embarcaba allí mismo, probablemente con destino a una fundición de plomo reconvertida en alto horno situada en la localidad de Garrucha, y que tuvo una vida efímera.

Escombrera de la mina Fraternidad
Gran escombrera de la mina Fraternidad, junto a la playa

mina Fraternidad
Labores a cielo abierto de la mina Fraternidad

Restos de instalaciones de la mina Fraternidad
Restos de instalaciones de la mina Fraternidad

Una curiosidad: Almería en Marte


En el siglo XVIII, el mineralogista alemán August Breithaupt, descubrió en la Sierra Almagrera un nuevo mineral. Como el descubrimiento se realizó en un barranco llamado Barranco Jaroso, decidió bautizar al mineral con el nombre de jarosita. En el año 2.004, una sonda de la NASA encontró jarosita en Marte. Este mineral necesita que haya agua para poder formarse, por lo que este descubrimiento permitió saber que en Marte había habido agua en algún momento.

jarosita
Cristales de jarosita (color caramelo) junto a una colorida goethita irisada


DPTO. DE TECNOLOGÍA - I.E.S. EL PARADOR

info@tecnoparador.es

arriba

Esta web utiliza cookies de terceros con fines estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Política de cookies +